Los desajustes domóticos

diciembre 11 2017

De forma individual, cada uno de los gadgets o productos domóticos son geniales y efectivos. Son fáciles de configurar, usar y cumplen con su propósito. El desastre llega cuando queremos incorporar las soluciones de otros fabricantes. Por ejemplo, junto a nuestras bombillas inteligentes conectamos un sistema de vigilancia, una cerradura inteligente y un termostato. A menos que pertenezcan al mismo ecosistema o fabricante, vamos a encontrarnos con situaciones en la que habrá que ir saltando de aplicación en aplicación para controlar cada uno de ellos. Las prisas que numerosos fabricantes tienen por lanzar sus productos y ganar cuota de mercado está provocando que no jueguen bien con otros. La idea inicial siempre fue que pudieran trabajar juntos pero la realidad es muy diferente, cada uno de ellos suele hacer uso de una caja central que se encarga de gestionarlo a través de los comandos que nuestro smartphone u ordenador envía.

Pero tener cada uno su propio centro de control no sería tanto problema si al menos hablasen el mismo “idioma”. Los sistemas de conexión entre dispositivos usan en la mayoría de ocasiones la conexión Wi-Fi, Zig-Bee o Z-Wave. Los dos últimos son las opciones más interesantes debido a su facilidad de conexión y menor consumo energético.

Una solución es esperar a que propuestas como Thread, un nuevo estándar propuesto por Samsung, Nest y otras compañías con la idea de impulsar el desarrollo del hogar inteligente. Esta medida facilita una solución de conexión a bajo nivel que permitiría interconectar las propuestas de todos los fabricantes.

Cuando el gigante de la tecnología pone el ojo en un sector es que tiene potencial y probablemente será parte de nuestra vida tecnológica en un futuro inmediato. Así, Apple se ha propuesto ordenar de una vez por todas el desastre actual de las casas inteligentes y de todo el lío que significan diferentes estándares y tecnologías. Se busca, como con todo lo que hace Apple, la sencillez.

Y es que Apple considera que la próxima revolución tecnológica pasará a los hogares … .así que Apple llega a tu casa (si no lo está ya con teléfonos, tabletas y demás gadgets)

La nueva aplicación Home, perfectamente integrada en la próxima versión del sistema operativo iOS 10, ofrecerá a los usuarios una forma sencilla y segura de configurar, gestionar y controlar los sistemas domóticos, de forma remota o sentados cómodamente en el salón con Apple TV. Y no sólo eso, Home no es sólo una app para iPhone o iPad: permitirá controlar luces, cámaras, alarmas o porteros automáticos desde el Apple Watch, un reloj que necesita un impulso tras el éxito de la competencia.

La simplicidad es una de las señas de identidad de la firma de la manzana y se traslada a sus nuevos lanzamientos. Así, la nueva aplicación propone controlar cada dispositivo de forma individualizada o sincronizarse en grupos según su uso y momento del día.

Esta fórmula permite programar la aplicación para que, por ejemplo, las persianas se levanten y la alarma se desconecte a la hora de levantarse o se apaguen todos los aparatos electrónicos y se cierren las puertas con llave cuando llega la hora de dormir.

Además soporta la funcionalidad 3D Touch incorporada recientemente por los dispositivos de Apple y que hace que la pantalla sea sensible a diferentes tipos de presión. De esta manera, con un único gesto pero aplicando diferente fuerza con nuestros dedos, podremos ver las imágenes recogidas por la cámara del interfono de nuestra casa y, al mismo tiempo, abrir la puerta.

Si tienes cualquier pregunta sobre domótica, no dudes en consultarnos.

ENTRADAS RELACIONADAS